sábado, 27 de febrero de 2016

Menos armas, menos destrucción

Es una obviedad: las armas son para ser usadas; cuantas más armas estén en circulación, mayor probabilidad -no certeza- de que sean usadas; luego si se quieren reducir masacres, guerras y destrucción, redúzcanse las exportaciones de armas a cualquier país. Sobre todo si es problemático, como es el caso de Arabia Saudí, según dicen hasta en la Unión Europea donde, por cierto, debe de haber algún que otro exportador interesado en hacer caja muera quien muera. Por lo visto, nada que hacer con los Estados Unidos que para algo mandan lo que mandan en política exterior y en política interior.
Claro que las armas no son la causa de esas violencias. Las causas están en otro sitio. Pero son el medio o el instrumento que, de no existir, la violencia sería menor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario