sábado, 16 de enero de 2016

Versiones sucesivas

Ya pasó con el bombardeo de un hospital de Médicos Sin Fronteras: en Kurduz, Afganistán, sobre el cual las versiones se fueron sucediendo sin que se pudiese saber cuál era la que se correspondía con lo realmente sucedido. No necesariamente las versiones posteriores son mejores que las anteriores. Ahora ha vuelto a suceder con el incidente estadounidense  con Irán que llevó a que autoridades iraníes detuviesen a unos marineros estadounidenses por haber entrado en aguas iraníes y después se les soltase.
Casi da la impresión de que se practica, por parte de las autoridades, el "pásalo" dirigido a la prensa para crear suficiente confusión como para abandonar cualquier esperanza de entender lo sucedido. Lasciate ogni speranza voi ch'entrate.
También podría suceder, como es posible que sea el caso con los "pásalo" españoles, que cada versión vaya dirigida a un público diferente para que, con ella, se reafirme en sus prejuicios o se desfogue con insultos varios.
"¿Qué es la verdad?", como se preguntaría Poncio Pilatos. Pues la adecuación entre lo que se dice y lo sucedido. El problema es que casi nunca el que escucha o lee puede verificar esa adecuación ya que excede a sus posibilidades, así que se ve condenado a confiar más en una fuente (o en una versión) que en las alternativas. Como para ponerse dogmático...

No hay comentarios:

Publicar un comentario