jueves, 3 de diciembre de 2015

Políticos mediambientalistas made in USA

No me refiero a Al Gore después de ser vicepresidente, no mientras lo era. Me refiero a que el National Security Archive ha publicado una serie de documentos ahora desclasificados que muestran la preocupación de Reagan y Bush I por las cuestiones mediambientales en general, y la cuestión de la capa de ozono y el cambio climático en particular. No son ignorantes: saben qué está en juego a largo plazo, pero el corto plazo de las elecciones les impide reconocer el problema en público y, mucho más, tomar decisiones que impidan recoger los votos esperados. "A mí me votan en Detroit y esta resolución va en contra de sus intereses", vendría a decir Bush I en Río de Janeiro para justificar su no-firma.
Tal vez ahora la situación sea otra: las declaraciones son claras, las decisiones espléndidas. En cambio, la puesta en práctica obligatoria y vigilada parece dudosa en la mejor de las hipótesis. Y por los mismos motivos, amén de los intereses a corto plazo de los financiadores, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario