martes, 8 de diciembre de 2015

País que se democratiza

No me refiero a las invasiones "occidentales" para quitar de en medio a dictadores y sustituirlos por democracia, que es la forma de referirse al caos de Irak o de Libia.
Tampoco me refiero a las elecciones del domingo en Venezuela. El país ya era democrático, la limpieza del recuento estaba garantizada, tal vez había algunos problemas con la propaganda electoral, pero nada de que avergonzarse y menos sabiendo cómo se las gastan en algunos países "occidentales" que han visto la paja en el ojo ajeno y no han visto la viga en el propio, por citar el Evangelio. Que el presidente Maduro prometiera recurrir a las calles si el parlamento acababa en mayoría de la oposición no es más que un ejemplo de lo que sucede con los que "saben" que poseen la Verdad Absoluta y, por tanto, tienen derecho a defenderla ya que la Razón está de su parte. Su publicidad, que tanto irritó a algunos españoles, no era nada original: tener un enemigo exterior, verdadero o inventado, es uno de los trucos más usados para mejorar posiciones electorales o justificar derrotas. Hollande lo entendíó perfectamente y aprovechó los asesinatos del "viernes 13" para intentar recortar (inútilmente como se ha visto) las posibilidades del Front National. Por lo que respecta a Venezuela, no sé qué dirán ahora los que la tildaban de dictadura.
El país al que me refiero con el título de este post ha sido y es amigo de los "occidentales" sin que se hayan levantado críticas sobre su falta de democracia, a nadie se le haya ocurrido invadirlo para "democratizarlo" y ha podido hacer cosas en el Yemen que no le habrían permitido a Sadam Husein en Kuwait. Evidente: me refiero a Arabia Saudita cuyo sistema es bien conocido hasta el punto de que está descrito en el Factbook de la CIA. Se democratiza (algo es algo) porque el próximo día 12, en las elecciones municipales, las mujeres podrán ser elegidas para cargos a ese nivel (se presentan unas 900) y, ¡por primera vez!, las mujeres van a poder votar a esa escala (a escala superior o no pueden o, sencillamente, no hay elecciones -de nuevo, véase lo que dice la CIA que, se supone, habrá informado a las autoridades políticas competentes).
Insisto en lo de "algo es algo" porque, viendo lo que dice el Factbook de la CIA, el país sigue estando muy lejos de lo que se entiende por democracia, amén del peso que la sharia y las enseñanzas del Profeta tiene en la constitución y las leyes (integrismo se le llama a eso). Celebrémoslo, pues, y sigamos asombrándonos por el clamoroso silencio que ha acompañado a este sistema frente al griterío (por otro lado con fundamento) con que se acompaña al venezolano, amén de cómo se mira hacia otro lado cuando se habla de la "democracia" en Irak y en Libia. Porque ahí el problema del que se habla es de la falta de democracia que ha habido en Siria antes de la guerra civil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario