miércoles, 16 de diciembre de 2015

Jesús en la Tierra

El mejor relato, en mi opinión, de ese hipotético retorno de Jesús a la Tierra (al margen del que esperan los milenaristas) está en el "Discurso del Gran Inquisidor" que forma parte de Los hermanos Karamazov y cuya edición italiana ha tenido una introducción  ("Sudditanza e fratellanza") de Paolo Tufari, mi maestro principal. El Jesús de esa narración, después de oír cómo el Gran Inquisidor ha prostituido su mensaje y lo ha hecho "por el bien del pueblo" ya que es lo que el pueblo quiere, le da un beso y se va. Punto.
Encuentro ahora una puesta al día (la foto es de Reuters/BBC): Far more likely the real thing. Don't be scared, Trump voter.
¿Qué sucedería si el Jesús histórico -no el del Vaticano o de la Conferencia Mundial de las Iglesias o de las Iglesias Ortodoxas Acéfalas- regresara a la Tierra, en concreto a los Estados Unidos con su apariencia histórica y con el mensaje que aparece en los evangelios canónicos? Lo que en este texto se imagina el autor es que la recepción sería peor que la que le da el Gran Inquisidor de Dostoyevsky:  recibiría los efectos de la xenofobia dominante y del conservadurismo igualmente dominante. Ahí sí que se podría decir que volvería a ser crucificado o, mejor, primero marginado, después excluido, finalmente objeto de vigilancia policial para terminar condenado por sospechoso de terrorismo o, al menos, de sedición. È ben trovato, anche se, evidentemente, non è vero. Una distopía con base empírica, entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario