miércoles, 11 de noviembre de 2015

Qué me preocupa

Veo con interés los periódicos y me doy cuenta de que lo que me preocupa está (si está) en rincones sin importancia o, simplemente, no está, a saber:
- los gases de efecto invernadero siguen aumentando y eso parece que es malo malísimo
- la deuda mundial sobrepasa de manera exagerada al producto mundial generando la consiguiente inestabilidad financiera
- los informes de instituciones internacionales dicen que, bueno, que la cosa no va tan mal... a no ser que leas la letra pequeña y aparezcan sospechas por ejemplo sobre estancamiento general (y estancamiento quiere decir desempleo, aunque el informe no lo diga).
- se sabe cada vez más de empresas ladronas y mentirosas, pero grandes (too big to jail hasta hace poco): sector energético, trasporte, alimentación y, claro, bancos.
- hay demasiados informes basados en el condicional: "si se consigue tal cosa, el asunto no se pondrá tan feo como parece". Pero sin poner bajo qué condiciones se podría conseguir tal cosa, que es, a todas luces, altamente improbable.
- todo ello en el contexto del auge de movimientos etnocéntricos y xenófobos (algunos ya han logrado el gobierno de su país). Cierto que los partidos no pueden ser internacionalistas si su circunscripción es local, pero eso no tendría que impedirles reconocer que el centro de una esfera nunca está en su superficie. Y sobre la xenofobia, tampoco vendría mal reconocer que todos venimos de un mismo origen (África) o, a lo más, de dos (África y China).
Discúlpenme si no me preocupa que se mantenga la sagrada unidad de la nación española ni que la igualmente sagrada nación catalana no consiga ejercer su derecho a la autodeterminación y, por tanto, que no pueda ser independiente si así lo votaran sus ciudadanos, no los españoles o los europeos.
Es la especie humana la que me preocupa y las condiciones de posibilidad económicas para una vida decente, sin esos 100 millones de hambrientos adicionales que traería el cambio climático según el último informe del relativamente sospechoso Banco Mundial.

1 comentario:

  1. Buenos días. La verdad es que es para preocuparse. Yo tengo una pequeña hipótesis (poco fundamentada). Primero que las sociedades jerarquizadas tienden ha aumentar la desigualdad y la acumulación de poder de una élite, que esta élite necesita constantemente energía (recursos de todo tipo) para mantenerse ya que esta constantemente al borde del colapso, que esta situación conduce a crisis cíclicas y que estas pueden terminar en colapso (Por ejemplo el colapso de las sociedades complejas del que habla Joseph Tainer), o nuevas conquistas a través de la apoderación de nuevos recursos. Que estas sociedades siempre van acompañadas de un alto grado de violencia estructural, cultural y directa. Y de desechos (hunamos o residuos de todo tipo), con lo que el equilibrio entre su entorno esta constatemente en peligro y que la vida de la mayoría de la población de éstas sociedades está llena de sifrimientos. Que el capitalismo es sólo el último escalón de ésta dinámica. Ahora, me queda una pregunta sin respuesta ¿Por qué el ser humano a optado por ir por éste camino (siguen existiendo pueblos origiginarios que han resistido por distintas causas a la entrada en ésta dinámica o como dice Pierre Clastres, "La historia de los pueblos que tienen una Historia es la historia de la lucha de clases. La historia de los pueblos sin Historia es, diremos con la misma verdad, la historia de su lucha contra el Estado" ?

    ResponderEliminar