lunes, 2 de noviembre de 2015

Paz en Siria, pero sin sirios

Estas conversaciones de paz para la guerra de Siria tienen una peculiaridad: entre los negociadores no está ni el gobierno sirio ni ninguno de sus opositores, sean los que sean. Paz para los sirios pero sin los sirios.
Los enfrentamientos, a lo que parece, tienen raíces locales, pero si nos quedamos atrapados en esa perspectiva no vamos a entender mucho. Está la perspectiva regional (Irán, Arabia Saudí) y la internacional (Rusia y los Estados Unidos, claro). Armas, municiones, finanzas, entrenamiento, soldados, "inteligencia" son cosas que no se producen a escala local.
La anomalía negociadora parece indicar que aunque las partes se pusiesen de acuerdo a escala local, el problema no se resolvería. Probablemente, tampoco se resolvería si solo interviniesen las potencias regionales involucradas. No hay más remedio, pues, que recurrir a las potencias internacionales que bien podrán convencer a las regionales para que dejen de apoyar a las facciones locales.
En otros tiempos se llamaría "guerra de baja intensidad", es decir, un enfrentamiento entre los grandes usando a los pequeños como sus marionetas. Ahora, vista además la crisis de los exiliados, llamarla de "baja intensidad" sería un sarcasmo. 
¿Israel? ¿Quién ha dicho Israel?

No hay comentarios:

Publicar un comentario