martes, 17 de noviembre de 2015

París: comentarios colaterales

Primero, que con este atentado del viernes las empresas de armamento (la industria bélica) han visto mejoradas sus posiciones en las Bolsas del lunes. Para entender este mundo no solo hay que mirar hacia el sector financiero sino también al sector del armamento.
Segundo, que el petróleo ha aparecido donde menos se esperaba: en un convoy del Estado Islámico que trasportaba petróleo (no tengo claro quién sería el comprador) y que ha sido bombardeado por aviones estadounidenses. Para entender este mundo no solo hay que mirar al armamento sino, sobre todo, al petróleo y sus adláteres (automoción, por ejemplo).
Tercero, que las divisiones "occidentales" sobre el qué hacer con el EI se deben a cuestiones internas de cada uno de los países que no excluyen las groseramente electorales (no se olvide que las perspectivas del Front National han mejorado gracias al atentado como ya referí ayer). Para entender este mundo no solo hay que mirar al sistema mundial sino al interior de sus componentes. Además, los gobiernos deciden, los ciudadanos pagan las consecuencias. Sin comentarios.
Y, cuarto, no se olvide el atentado del Estado Islámico en Beirut dirigido contra objetivos chiíes, desmontando así la tesis de que se trata del "Islam contra Occidente". También hay que entender las "matanzas de San Bartolomé" (protestantes -hugonotes- y católicos franceses) para entender las relaciones entre chiítas y sunitas. Para entender este mundo no solo hay que mirar dentro de sus componentes sino que hay que evitar versiones simplistas que los medios no pueden hacer otra cosa que trasmitir.
(Añadido por la tarde: Si tan dispuestos están los "occidentales" a acabar con el EI, no estaría de más -en la línea de lo dicho en el punto tercero- que respondiesen a estas sencillas preguntas que acabo de ver en Le Monde diplomatique, a saber:
Avec ou sans la Russie ? Avec ou sans l'Iran ? Avec ou sans le gouvernement syrien ?
El artículo de John Pilger publicado en CounterPunch rompe con estos dilemas y compara la creación del Estado Islámico con la de Pol Pot en Camboya.
Aconsejo leer el artículo de Paul Krugman publicado ayer en el New York Times llamando a no obsesionarse con el tema porque eso es precisamente lo que quieren los terroristas y sugiriendo que no se le llame "guerra" ya que eso es dignificar dichos actos -cosa que no tengo tan clara-, pero sí comparto esta idea:
The point is not to minimize the horror. It is, instead, to emphasize that the biggest danger terrorism poses to our society comes not from the direct harm inflicted, but from the wrong-headed responses it can inspire.
 Y hay muchas formas de equivocarse aunque no esté claro cuál es la que garantiza el acierto. Pilger, en el artículo que acabo de citar propone esta respuesta:
A truce – however difficult to negotiate and achieve – is the only way out of this maze; otherwise, the atrocities in Paris and Beirut will be repeated. Together with a truce, the leading perpetrators and overseers of violence in the Middle East — the Americans and Europeans – must themselves “de-radicalise” and demonstrate a good faith to alienated Muslim communities everywhere, including those at home. There should be an immediate cessation of all shipments of war materials to Israel and recognition of the State of Palestine. The issue of Palestine is the region’s most festering open wound, and the oft-stated justification for the rise of Islamic extremism. Osama bin Laden made that clear. Palestine also offers hope. Give justice to the Palestinians and you begin to change the world around them.
Tregua, "des-radicalización de los "occidentales" que tendrían que demostrar buena fe hacia las alienadas comunidades islámicas dentro y fuera, fin de los envíos de equipamiento militar a Israel -sí, a Israel- y resolver el tema de Palestina)
(Añadido el 19: El Financial Times explica el papel de petróleo en la financiación del EI, vendido, sobre todo, a las comunidades locales. No es la única fuente. Añade este mapa sobre el territorio controlado -más o menos- por EI. Obsérvese, de paso, que los kurdos de Irak tienen su "comunidad autónoma"
Syria Isis map
Nótese la localización de los campos petrolíferos.
Le Monde da las fuentes de financiación del EI) y hace esta comparación:
Il peut également revendiquer des revenus annuels de 2,9 milliards de dollars (2,7 milliards d’euros). A titre de comparaison, le budget des talibans par exemple est évalué entre 53 millions et 320 millions de dollars, et celui du Hezbollah entre 160 millions et 363 millions de dollars.
Según algunas fuentes que el periódico cita, el petróleo vendría a ser una tercera parte del origen de esa financiación
 Voir l'image sur Twitter
Obsérvese que otra tercera parte viene, como en todo buen Estado, de los impuestos y el pillaje -la corrupción, que parece que también la hay, es otra historia-. El papel de la financiación extranjera parece menor de lo que se dice a veces)
(Añadido el 30 de noviembre: más información sobre el papel del petróleo en la financiación del EI aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario