viernes, 20 de noviembre de 2015

Más seguridad, menos austeridad

En un contexto en el que parece que el tema de la seguridad va a sustituir al de la austeridad, y para eso basta ver que Francia podrá saltarse la "obligación" de mantener un déficit público "decente", en ese contexto, digo, Krugman plantea aquí la posibilidad de que ese abandono de la austeridad y esta obsesión por la seguridad vaya a producir más crecimiento que el no-crecimiento que estaba produciendo la austeridad. 
Mis reticencias o, si se prefiere (para que no suene a arrogante), mis comentarios: se podría sacar de esa predicción (en el caso de que se cumpla) un nuevo argumento a favor de las políticas keynesianas de demanda, solo que la obsesión por la seguridad supone un ingreso de dinero público ¡en el sector del armamento! Es keynesianismo invertido y pervertido. Pero nada que escape del sentido común, el menos común de los sentidos visto el modo con que se defienden unas y otras políticas: con un supuesto sentido común al que se le llama erróneamente sentido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario