viernes, 13 de noviembre de 2015

Grexit, ¿recuerda?

Los prestamistas insisten en que quieren recuperar sus dineros y, ya puestos, hacerse con el botín (por ejemplo, los privatizados aeropuestos griegos que caen en manos alemanas). El partido Syriza hace un llamamiento para que la gente proteste contra la austeridad que el gobierno (por cierto, del partido Syriza) no tiene más remedio que imponer. La narración completa aquí. Y los catastróficos efectos de la austeridad en la sociedad griega aquí. Y, más en general, el "ya lo dije yo" (y otros) de Krugman, aquí (lo cito del New York Times; supongo que lo traducirán en El País).
Un amigo boliviano se extraña de que los independentistas catalanes quieran salirse de España pero quedándose en la Unión Europea. La explico que una parte de dichos independentistas así lo prefieren, pero que la parte minoritaria que, como tal, puede hacer reyes con su voto, es contraria a dicha pertenencia. Junts pel Sí y CUP respectivamente. Lo que está implícito en las perplejidades de mi amigo (economista: nadie es perfecto) es que la pertenencia a la UE es algo deseable y que seguir dentro de la misma no es la mejor forma de conseguir la independencia. 
Le contesto a mi amigo que la pertenencia a la UE ya no es algo tan evidentemente deseable. En Inglaterra puede que sometan a referéndum dicha pertenencia y se vayan (tal vez quedándose los independentistas escoceses dentro de la UE, pero fuera del United Kingdom, ya no tan United). Si gana Le Pen en las próximas elecciones francesas, no es de descartar algo parecido a lo que ahora baraja Cameron. 
En general, los euroescépticos siguen ganando terreno en la llamada "Unión" europea, azotada, además, por la incapacidad de actuar "unidos" frente al problema de los exiliados de diversos países y, en particular, de Siria. Vuelve a haber fronteras (¿alguien se acuerda de Schengen?), exaltación de los valores propios, defensa feroz de los intereses particulares, xenofobia y etnocentrismo (el etnocentrismo no es "eurocéntrico" sino centrado en el propio país). En breve: hay una difusión generalizada de la ideología nacionalista, sea estatal o sub-estatal. Basta que alguien tenga suficiente poder y capacidad de contar de manera creíble tal ideología para que se piense en un "Alemania primero" o "Cataluña primero". 
No hay free lunch, así que alguien tiene que pagar las facturas. Y en este sistema darvinista con oropeles de "civilización" y "cultura", los que pagan son los vulnerables, los débiles. ¿Entiende ahora el problema de Grecia? Una vez exprimida, que se vayan.
(Añadido el 2 de febrero: Todavía es posible un Grexit)

1 comentario:

  1. Buenas. Leyendo su entrada me acorde de un artículo sobre un informe de la CIA del 2008 sobre un posible golpe militar por el creciente malestar popular debido a las políticas de recortes. No he podiod encontrar el artículo en sí, pero si éste (http://mamvas.blogspot.com.es/2011/05/la-cia-advierte-de-golpe-militar-en.html). No se si la fuente es muy fiable, pero lo que si es que da que pensar.

    ResponderEliminar