domingo, 15 de noviembre de 2015

Acto de guerra en París

Así lo ha llamado el presidente Hollande y así parece que lo consideraban los que lo han perpetrado, es decir, respuesta a los ataques franceses a los territorios del Estado Islámico que, a lo que parece, el presidente Hollande había iniciado anticipándose a un posible ataque del EI a Francia. Es, sí, una guerra pero con más actores.
La primera cuestión es cuándo se inició. Para algunos, ahora, con estos ataques. Para otros, con los ataques franceses. Pero como hay más actores, hay que retrotraerse a la aparición del Estado Islámico como parte de los efectos de la invasión de Irak, como reconoció Blair. Esta invasión fue etiquetada inicialmente por Bush como "cruzada", dando una pista de por dónde había que buscar su inicio: en las intervenciones "occidentales" en Oriente Medio. Creo que el inicio, visto con ojos del EI, hay que ponerlo en los acuerdos Sykes-Picot (anglo-franceses) para dividir el territorio y controlar el petróleo (porque el petróleo, tarde o temprano, aparece en estos asuntos).
Sykes-picot.png
La siguiente cuestión es cuándo y cómo terminará. Una guerra termina cuando una de las partes (vencedores) consigue que la otra parte (vencidos) haga lo que el vencedor quiere y el vencido no quería. Por supuesto que hay otra forma de terminarla: la aniquilación total del vencido, pero no parece que sea el caso. El problema es cómo conseguir esa victoria y ahí no tengo la más mínima idea para ninguna de las partes implicadas aunque sus líderes digan lo contrario.
Después están los actores. Por supuesto, están los estados "occidentales", en el presente caso, Francia y, por otro, se supone que el EI (aunque Obama todavía no da el paso de afirmarlo). EI que, como ya sucedió en el 11-S, se deja pasaportes por los suelos para mejor identificación de los perpetradores. El que ahora se dice conocer resulta ser un "sospechoso habitual" (como ya pasó con lo de Charlie Hebdo): un muchacho, delincuente habitual, que habría dado un paso hacia el terrorismo. Y no falta, en tales pasaportes, la alusión a los sirios que están entrando en Europa por Grecia, asunto que tanto preocupa a las autoridades de la Unión Europea.
El esquema de este tipo de sospechoso es claro: marginación, segregación, frustración, agresividad y presentación, por parte de reclutadores, de un objeto sobre el que descargar esa agresividad. En las cárceles, en las redes sociales y en las mezquitas, por orden de importancia.
Una observación sobre el EI. Es obvio que no es un estado. A lo más, es una nación que busca su estado, cosa nada original. Y se puede dudar que sea islámico. Por lo menos, no es reconocido como tal por diferentes autoridades musulmanas tanto chiíes como suníes. Pero sí es un caso de terrorismo internacional con base territorial, a diferencia de Al Qaeda cuando era "enemigo de Occidente" y que ahora colabora con "Occidente" en la lucha contra Al Asad. Territorial significa que tiene sus propias instituciones, financiación (interna por el petróleo y externa por "ayudas" de diversos orígenes) y políticas de control del territorio (fronteras que se pretende que crezcan).
Hay varias estimaciones del número de franceses que se han unido a las filas del EI y también de los que han regresado. En todo caso, no llegan al 5 por ciento del total de población de "origen" musulmán que vive en Francia (muchos de los cuales no son practicantes). Haría falta conocer cuántos de esos regresados lo hacen desengañados por lo que han visto de corrupción, crueldad y escaso islamismo en el EI.
Sabemos, eso sí, las cifras de muertos y heridos de diversa gravedad por los atentados del viernes. Y conocemos multitud de casos personales, reacciones, comentarios en el París en estado de shock. Pero nos faltan datos sobre lo que está sucediendo en Siria. Tal vez su guerra ha producido más de 200.000 muertos en estos cuatro años y medio. 10.000 niños tal vez.  O igual han sido 30.000. Nadie lo sabe y puede ser que porque son muertos sin importancia. Civiles que nada tienen que ver ni con la guerra civil que se libra en el país ni con su internacionalización ("Occidente", Rusia, EI y los apoyos de diversa índole por parte de Arabia Saudí e Irán). Son tan inocentes como los asesinados en París, pero no sabemos cuántos son. Ni sabemos cuántos civiles han sido "daños colaterales" de los bombardeos estadounidenses (¿dos, doscientos? no se sabe). Pero por lo menos hay estimaciones. No las hay para los bombardeos franceses. Y no tienen rostro ni se escucha su voz.
Es una guerra asimétrica, sí. No sé por qué se asombran de lo pertrechados y entrenados que fueron los que produjeron estos ataques. Es una guerra. Decir que "no nos vencerán" es parte de la retórica esperable. Lo que es de temer es que sea la guerra interminable. Porque ahora el gobierno francés puede bombardear más, con lo que genera más damnificados y más argumentos para los reclutadores y ya no hay quien pare. Tal vez el enemigo sea el EI. Lo que no está tan claro es de quiénes. Porque lo que hay al otro lado es desorden. Y eso no es buena táctica militar.
(Añadido el 16: Veo en el Financial Times los siguientes datos sobre Francia: hay 571 franceses luchando en el EI; han muerto en Siria 141 y han regresado 246; podría haber 2.000 en células yihadistas y más de 3.800 con signos de radicalización. El artículo insiste en los antecedentes penales de uno de los atacantes y apunta a que se radicalizó en una determinada mezquita, aunque pueden concebirse dudas sobre tal dato
Un trabajo en castellano situando al EI en su contexto histórico local necesario para buscar una solución al problema)
(Añadido el 17: Alberto Piris, general en la reserva, explica aquí el error que supone hablar de este acto de delincuencia como si fuese guerra, repitiendo Hollande, así, el de Bush II)
(Añadido el 18: Este comentario en FAIR concluye con un
Such willful avoidance of history helps perpetuate the illusion that Western violence is the solution to ISIS’s terror—rather than one of its main causes.
 Como se suele hacer en FAIR, se trata de una revisión de cómo algunos medios están presentando el problema. Porque problema es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario