martes, 13 de octubre de 2015

Si el dinero mandase

Es el New York Times el que se ha puesto a indagar sobre el dinero aportado a esta primera fase de la campaña electoral a las presidenciales estadounidenses del año próximo.  158 familias han proporcionado en torno a la mitad del dinero donado a tal efecto, 176 millones de dólares. Muchos más vendrán.
Estas golondrinas (que, como es sabido, y más en esta época, no hacen verano) tienen algunas características interesantes. La primera es que se trata de fortunas en su mayoría no heredadas sino del "self made man". La segunda, que es la que más me ha llamado la atención, son los sectores mayoritarios a los que pertenecen dichas fortunas: el sector financiero (que sería todavía mayor si se añadieran otros que también aparecen en el informe, como los seguros) y el sector energético. Es decir, los dineros que conforman lo que sí puede llamarse globalización, pero que, aunque jueguen en en todo el mundo, no dejan de tener su base local desde la que jugar. Y tener a un presidente que les deba ese favorcillo, no les viene nada mal.
A todo esto, no todo el dinero privado que fluye hacia los candidatos es conocido. También ahí, con todas sus transparencias, hay dinero oculto, oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario