martes, 20 de octubre de 2015

Menos "ayuda al desarrollo"

Angus Deaton, el "Nobel" de economía de este año (y no lo digo a su favor, vistos los antecedentes - como con el de la paz, por cierto) ha publicado un artículo reproducido en diversos sitios. Termina con este párrafo:
One thing that we can do is to agitate for our own governments to stop doing those things that make it harder for poor countries to stop being poor. Reducing aid is one, but so is limiting the arms trade, improving rich-country trade and subsidy policies, providing technical advice that is not tied to aid, and developing better drugs for diseases that do not affect rich people. We cannot help the poor by making their already-weak governments even weaker. (El subrayado es mío)
Vale la pena leer el argumento que lo precede. Hace ya muchos años que un colega, que por primera vez visitaba América Latina, se quedó horrorizado por el modo con que la ayuda estaba sustituyendo al Estado. Su argumento acaba siendo el de Deaton: es evidente que esa ayuda proporciona servicios que, de otra forma, no se producirían y eso, desde el punto de vista del receptor, es bueno (es mejor que te curen a que te dejen morir, por ponerlo en su extremo). Pero el problema de fondo, a medio plazo (no el inmediato, que es curar), es el de fortalecer al Estado y hacerlo responsable ente sus ciudadanos. Pero mejor vea el artículo, que uno es Nobel y el otro, mi colega, ha regresado muchas veces a algunos países latinoamericanos y ha llevado a cabo, allí, tareas elogiables desde cualquier punto de vista, excepto el de los que comercian con armas. Ya puestos, se puede leer, en castellano, una perspectiva crítica sobre el citado premio Nobel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario