viernes, 2 de octubre de 2015

Intervención en Siria

Moscú ha expresado su profunda preocupación por el creciente intervencionismo de los Estados Unidos y de su aliado, Francia, en el conflicto sirio que ya ha causado más de 200.000 muertes, un cuarto de las cuales son de mujeres y niños, evidentemente no combatientes.
El ministro de defensa ruso ha expuesto la posición de su gobierno frente a  dicha intervención tanto directa (bombardeo mediante aviones o mediante drones) como a través de ayuda militar a la insurgencia, en particular a Al Qaeda, de donde se ha derivado el Estado Islámico. 
Hasta ahí la broma macabra. Tan macabra como que Washington ha expresado su profunda preocupación etc. como cuenta hoy el Financial Times. Efectivamente, Moscú tiene intereses defendiendo la continuidad de Al Asad (el dinero manda) y enfrentándose al Estado Islámico (no sea cosa que llegue a Chechenia). Pero también los Estados Unidos los tiene directa o indirectamente (sus aliados en la zona).
Mientras, el ministro de asuntos exteriores español diciendo que habría que negociar con Al Asad (tal vez incluso su salida) mientras su compañero de gobierno, ministro de defensa, se va a reunir con su contraparte estadounidense para cerrar los detalles de la presencia estable del ejército estadounidense en España. En Morón concretamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario