martes, 6 de octubre de 2015

Experiencia o nuevas ideas

En la historia interminable de las elecciones en España, el partido en el gobierno ha sacado el argumento de que son preferibles los candidatos con experiencia en la cosa pública antes que los que vienen con ideas nuevas (tachadas negativamente, por supuesto, como "genialidades, ocurrencias y frivolidades"). 
El argumento tiene un punto a su favor: los errores cometidos por los nuevos cargos municipales que llegaban al cargo sin experiencia previa aunque sí con nuevas ideas. Y lo tiene a su favor porque algunas de estas ideas son estrambóticas o son presentadas con evidente desconocimiento de cómo funcionan algunas cosas como, por ejemplo, la comunicación política. 
Pero el argumento tiene un punto en contra: sin ideas nuevas se condena a un país al marasmo.
Tal vez, entonces, convenga ver cómo se plantea en otros sitios esa alternativa. Y, como tantas veces, los Estados Unidos proporcionan buenos datos. Estos son del Pew Research Center
GOP Voters Now Prefer 'New Ideas' to Experience; Democrats are Divided
Evidente que no sé si estos datos se aplican a las Españas, pero permiten dos observaciones. La primera, que en una sociedad tan conservadora como la estadounidense han aumentado los que prefieren nuevas ideas y que eso es particularmente visible en los votantes del Partido Republicano (o simpatizantes), llegando hasta el 65 por ciento los que valoran más las ideas que la experiencia (mala cosa para Jeb Bush). Lo contrario ha sucedido con los votantes y simpatizantes del Partido Demócrata: en la última encuesta la experiencia ha obtenido más respuestas que las nuevas ideas (mala noticia para Bernie Sanders).
Si se aplicaran a las Españas sería curioso: los conservadores, desde el gobierno, alaban la experiencia mientras que, a su izquierda, proliferan las nuevas ideas (o ni una ni otra, todo sea dicho).
¿Qué es preferible? Tanto da. Lo que cuenta, en plan pragmático, es lo que digan los votantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario