sábado, 3 de octubre de 2015

El enemigo de mi enemigo es mi amigo

Eso era antes. Ahora, en condiciones complejas como las de Siria, desde los Estados Unidos se critica que Rusia haya atacado a ¡Al Qaeda!, el malo-malísimo de antes, pero que ahora, al ser contraria (La Base) a Asad, nuestro enemigo, se convierte en nuestro enemigo amigo o nuestro amigo enemigo. Lo de "el enemigo de mi enemigo es mi enemigo", aquí y en castellano. Ya no valen las fórmulas sencillas.

1 comentario:

  1. Esa "filosofía", visto lo visto en la historia y en particular en la guerra fría, resulta "normal" para gobiernos perversos e inmorales que subvencionan a los fabricantes de armas, cías de mercenarios y "reconstructores" civiles de lo previamente destruido, etc., lo que no es normal es que esa filosofía y actividad no sea denunciada por la prensa y medios supuestamente informativos e independientes y que éstos coadyuven a esta gigantesca superchería y engaño colectivo con consecuencias reales genocidas. Eso es lo que produce vergüenza ajena y repugnancia intelectual. En el caso de USA, EU y el DAESH en Siria, visto el drama genocida, produce ganas de vomitar.

    ResponderEliminar