viernes, 30 de octubre de 2015

Corrupción y armamento en Oriente Medio

Transparencia Internacional ha publicado un informe en el que clasifica a los países de Oriente Medio y Norte de África según su nivel de corrupción (no voy a entrar en cómo se elaboran esos niveles). 


Siria, Irak y Yemen (y yo añadiría Libia) en particulares situaciones de fragilidad.
Hay dos puntos, al margen de estas olimpiadas, que son de interés. El primero es el tema de la defensa (armamento, ejército y demás). Como es sabido, es un sector particularmente predispuesto a la corrupción. En general, todos estos grandes equipamientos que compran los gobiernos, sirvan o no sirvan, y en cuya compra pueden aparecer intereses ajenos, a la defensa en este caso, y en cambio relacionados con los bolsillos del comprador. Caveat emptor, sí, porque será tentado por la serpiente en el Paraíso del dinero público. 
Y ese es el segundo punto, el de los vendedores, países occidentales dispuestos a vender y a no preocuparse por el destino final que tengan sus ventas. No es su problema, a lo que parece. Incluso estarán interesados en que sus equipos se utilicen (el destino de las armas es ser utilizadas y no archivadas en un museo militar), para lo cual no vendrá mal que los conflictos armados se eternicen y, si puede ser, se extiendan. 
Dentro de este punto está la cuestión del terrorismo que, obviamente, necesita equipamiento como cualquier otra actividad violenta. Alguien lo vende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario