viernes, 25 de septiembre de 2015

Presidente musulmán

Se ha dicho y repetido, desde el campo del Partido Republicano, que Obama era musulmán. Y, obviamente, se decía para desprestigiarle. Y los racistas añadirían: "como si no fuese bastante el ser negro".
Yo no sé qué pensarían los españoles (con o sin catalanes), alemanes, italianos, ingleses y demás adscritos a la "civilización europea" que, seguro, incluye a Grecia. Pero sí sé lo que dice Gallup sobre las respuestas que recieben en USA cuando preguntan lo mismo. 60 por ciento dicen que no tendrían ningún problema.
Hasta ahí, ningún problema: es una sociedad abierta frente a las cerrazones europeas. Mi problema comienza cuando veo quiénes apoyarían más a un presidente musulmán y quiénes menos. Este es el resultado de Galup:
CandidateCharacteristics1
Como se ve, los mayores apoyos los obtendría de católicos, mujeres, negros, hispanos y judíos: más del 90 por ciento de dichas categorías lo votarían si su partido lo presentase como candidato. Puede ser que su identificación con el partido es muy fuerte o puede ser que el que sea musulmán no esté entre los criterios para rechazar a un candidato.
Lo que me ha llamado la atención son los cinco grupos que se encuentran al otro extremo: gays y lesbianas, cristianos evangélicos (se comprende: puede haber algún que otro fundamentalista) musulmanes (!!!!), ateos y socialistas que, en este último caso, superarían los No a los ya relativamente bajos Sí.
Curioso ¿no? Por pensar bien, se podría suponer que distinguen muy bien lo de "el Islam, amenaza a Occidente" (comparando la caída de Roma a manos de los bárbaros con la caída de Occidente a manos de los musulmanes) y la pertenencia de un individuo concreto a tal religión. También es verdad que había un fuerte prejuicio contra una presidencia católica y Kennedy no se diferenció tanto de anteriores y posteriores. No parece que la religión sea el motor de una maquinaria tan pesada y lenta como el gobierno de los Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario