sábado, 5 de septiembre de 2015

Crisis política, no tanto humanitaria

La crisis política, más que humanitaria, que preocupa tanto a los gobernantes europeos que se encargan de que sus ciudadanos se preocupen también, eso sí, con la ayuda de los partidos políticos correspondientes, es puesta en perspectiva aquí: qué significa esa cantidad de demandantes de asilo e inmigrantes comparada con la que se da en los Estados Unidos (los 11 millones de "ilegales" que quiere expulsar Trump), el impacto previsible (no el imaginado) que tendría su aceptación sobre la pirámide de edades en sociedades envejecidas como las europeas y las mandangas sobre identidades culturales, terrorismo, robo de empleos y demás con que se asusta a los niños por las noches. Intentar resolverlo con cuotas o pensando que se trata de un problema europeo, no parece que vaya a llevar a algún tipo de solución. Y las "guerras de imágenes" menos todavía.
(Añadido el 10: Aquí se argumenta que la "crisis europea"  es resultado de la desestabilización que los neocon perpetraron en Oriente Medio y África. No parece que esa sea la única causa (nunca hay una única causa para asuntos complicados como este), pero sí es razonable pensar que lo que ahí se cuenta refleja una parte importante de las causas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario