sábado, 19 de septiembre de 2015

Corrupción, por supuesto

Gallup titula con un "75 por ciento en los Estados Unidos ve muy extendida la corrupción gubernamental". Y, encima, dicha percepción ha estado aumentando, por lo menos desde 2007, en casi diez puntos. Por supuesto, dicho espinoso asunto no aparece en las discusiones de la clase política estadounidense en estas entretenidas primarias. Lógico: no van a hablar de sí mismos cuando se acusan mutuamente de cosas más o menos verosímiles. Además, es sabido que el tema de la corrupción no suele influir en el voto de los electores, así que, miel sobre hojuelas: a mí no me interesa hablar de ese tema y a mis votantes no les afecta; pues no se hable más.
Una vez más, en lo que acabo de decir, hay trampa. Y la trampa es la tabla que acompaña la noticia que acabo de comentar. Es esta y, como se ve, la percepción de la corrupción es mucho mayor en otros países. Véase:
Is corruption widespread throughout the government in this country, or not?
 Supongo que se ve dónde está Portugal, España, Costa Rica (¿la suiza centroamericana?) o Polonia y cuáles son los países en los que tal percepción no alcanza a la mitad de los encuestados o, incluso, está en o por debajo del tercio de los mismos: Luxemburgo (de donde procede el actual presidente de la Comisión Europea y con un brumoso pasado en sus anteriores cargos en lo que respecta a grandes empresas), Suiza (¿la costa rica europea?), total, dos reconocidos paraísos fiscales y, sí, Dinamarca y Suiza que, estos sí, son países por encima de toda (o casi toda) sospecha.
Cuidado: es percepción, no realidad. Puede haber gobiernos ferozmente corruptos, pero que saben disimularlo o impedir que lleguen a los medios (o los medios son cómplices). 
Pero hay una cosa que sí me queda clara: que la corrupción, en algunos países y en algunas de sus elecciones -como las generales españolas del próximo diciembre o las inminentes en Cataluña este 27-, la corrupción, digo, no afecta al previsible resultado de las votaciones. Pero haberla, hayla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario