viernes, 4 de septiembre de 2015

Aylan

Dudo de las reacciones emocionales y mucho más si son unánimes y todavía más si están en las portadas de casi todos los periódicos del mundo (más aquí). No veo una conspiración (eso lo dejo para los conspiranoides y para los que se agarran a esa palabrita para cubrir sus vengüenzas), pero sí veo un indicador de cómo se terminan planteando los problemas. Por lo visto, pasa algo parecido en el terreno económico. Por lo que respecta a la "crisis humanitaria" (la de los refugiados), la fotografía sirve para no ver algunas facetas del problema aunque, eso sí, es útil para generar respetables y admirables reacciones de solidaridad individual, que no gubernamental. Algunos gobiernos sacan el argumento de la intolerable invasión musulmana a un territorio cristiano (sic).
Con mucho, prefiero la frase de otro niño sirio. La escuché anoche por la televisión y no sé si tendrá el eco que ha tenido la muerte de Aylan, de su hermano y su madre y la desesperación de un padre que quiere regresar ahora a Siria para sentarse junto a las tumbas de lo que fue su familia -4.000 euros le ha costado la aventura. De momento-.
El niño, en inglés, venía a decir  que la cuestión no era que ellos quería ir a Alemania (en realidad, no quieren): la cuestión es que los receptores de esa "emigración" pueden parar la guerra y, con ello, se acabaría la presión de los exiliados y desplazados.
Pienso en quiénes han apoyado esa guerra civil, quiénes han vendido armas a unos y a otros y quiénes llevan a ese territorio conflictos que nada tienen que ver con Siria: se pegan patadas en el culo de los sirios que ya tienen bastante con su situación interna.
(Añadido el 7: Casi como si fuera una disculpa de Le Monde por haber publicado en primera página la foto en cuestión)
(Añadido el 9: Aquí una sucinta enumeración de los factores que llevaron a la muerte del tan llorado niño, desde los traficantes de fugitivos a la financiación inicial del Estado Islámico por parte de Arabia Saudita seguida por el uso del EI (como de Al Qaeda) por parte de los Estados Unidos contra el entonces enemigo Asad -con el que ahora se dice que hay que negociar-. Pero no solo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario