lunes, 7 de septiembre de 2015

Asambleismo y democracia

Un buen artículo de Manuel Cruz haciendo ver las aporías en que se incurre cuando un partido dice "apoyaremos lo que diga la gente". Primero, porque se evitan el engorroso trabajo de elaborar un programa. Segundo, porque, al no especificar, no queda claro cuánta gente hace falta para que el partido la apoye. Tercero, porque la gente puede querer auténticas barbaridades desde el punto de vista (derecha, izquierda, secesionista, unionista, populista) del partido en cuestión. Total: o están mintiendo o no saben lo que dicen. Mala disyuntiva, sobre todo cuando se trata de decidir sobre circunscripciones en las que no puede haber una asamblea dado su tamaño (¿una asamblea de 100.000 personas? Difícil me lo pones). Vale la pena leer el artículo. Se entiende todo. Y también el de Fermín Bouza, aquí al lado, matizando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario