viernes, 21 de agosto de 2015

Vae victis

Con o sin elecciones el gobierno de Grecia ha perdido una batalla (no sé si también la guerra). Uno puede plantearse infinidad de cuestiones al respecto: si es un triunfo de la democracia, como supone Pablo Iglesias, de Podemos, o si es un fracaso del populismo, como suponen los sucesores del otro Pablo Iglesias, es decir, los del PSOE. Pero como siempre que los prestidigitadores agitan una mano, conviene preguntarse qué está sucediendo con la otra mano, con la de los vencedores. Y aquí hay una respuesta: Alemania está saqueando Grecia. Como en otros tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario