miércoles, 12 de agosto de 2015

Razones para votar

Comentaba hace dos semanas, sin datos,  las posibles razones que podía tener la gente para abstenerse. Ahora, gracias a la encuestadel CIS publicada la semana pasada (datos de julio) se pueden comentar las posibles razones que puede tener para votar por uno u otro partido.
1. La razón que más respuestas recibe es la de que es quien mejor representa las ideas e intereses de la gente como yo  (un 37 por ciento). Es lo que se llama “voto racional”: conozco mis intereses, sé cuáles son mis valores y busco quien más se acerque a su defensa. De algunos que han podido contestar esto, me puedo permitir algunas dudas. Primero, que conozca realmente sus intereses y que no sea efecto de un “bombardeo” propagandístico para que “sepa” cuáles son sus intereses... cuando no lo son. Segundo, tengo mis dudas sobre la capacidad de conocer qué intereses defiende el partido en cuestión. Porque lo que más de un partido dice es (oh, sorpresa) que defiende los intereses de España o su gente.
2. Y esa es la segunda razón en cuanto a recibir respuestas, a saber, que sea la fuerza política que mejor defiende los intereses de España (un 23 por ciento). Cuáles sean los intereses de España, queda por definir, y más si se supone que puedan existir intereses de un conjunto tan heterogéneo de ciudadanos. No solo porque los intereses del banquero no tienen por qué coincidir con los del fontanero sino, sobre todo, porque, siempre según la encuesta, casi un 13 por ciento de los encuestados se siente de su Comunidad Autónoma más que español y casi un 7 se siente únicamente de su Comunidad Autónoma (los que solo se sienten españoles son un 15 por ciento).
3. Si eso fuese todo, las cosas estarían relativamente claras, pero resulta que la tercera razón en cuanto a respuestas es la de sentir una necesidad de cambio, de otras alternativas (19 por ciento). Es el comportamiento del consumidor que se ha cansado de una marca y quiere hacer otras experiencias, aunque sean discutibles desde la razón 1 y la 2.  
4. Siguiendo con las marcas, aparece la cuarta razón: la de los que siempre votan a una misma opción política (casi un 10 por ciento). Si yo entiendo bien esa encuesta, leída a vista de pájaro, el Partido Popular es el que tiene un mayor índice de fidelidad de marca. Obtiene el mayor porcentaje de los que dicen que “le votarían siempre”. Obviamente, con independencia de lo que haga o haya hecho o vaya a hacer.
5. Efectivamente, en política no hay solo racionalidad (que se lo digan a los que están dándole vueltas a cómo y por qué van a votar en las otras elecciones, las catalanas -porque la encuesta del CIS trata de elecciones generales-). Un buen ejemplo es el votar por antipatía, para evitar que gane otro partido (no llegan las respuestas al 5 por ciento, pero por ahí se andan). Claro que también aquí sería posible encontrar alguna racionalidad: veo un partido que puede ganar y que o no representa mis intereses (más bien todo lo contrario) o no defiende los intereses de España (eso que llaman el “interés general”, palabritas que ya se las traen).
6. La sexta opción en cuanto a respuestas recibidas es un poco cajón de sastre: por rechazo, insatisfacción, castigo a los partidos de siempre (4 por ciento). Supongo que ahí están los contrarios al “bipartidismo”, a los de la Transición del 78 o a lo que hasta hace poco se llamaba “la casta” y que, milagrosamente, ha desaparecido del lenguaje tertuliano.

Con estos mimbres es difícil hacer un cesto. Cada una de estas razones puede servir para un partido o para otro, aunque no siempre, claro. Los que siempre votan (opción 4) a los partidos del “bipartidismo”, difícilmente van a estar en la opción 6. Con el agravante de que, si ya hay quien miente cuando se le pregunta a quién piensa votar, muchos más creo que puede haber cuando la pregunta es sobre algo que implica “racionalidad” o “patriotismo” o “indignación”. Cuál vaya a ser su razón última para votar a unos o a otros o, como decía el otro día, para abstenerse, no es fácil de predecir. Y más estando por medio las elecciones autonómico/plebiscitarias de Cataluña cuyos resultados pueden cambiar los porcentajes de estas seis razones que proporcionaba el CIS, sobre todo entre los españolistas que se horroricen o que se queden tranquilos. Chi vivrà, vedrà.
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario