domingo, 9 de agosto de 2015

Otro antiamericano

Imagine alguien que dice lo siguiente:
the United States is now an “oligarchy” in which “unlimited political bribery” has created “a complete subversion of our political system as a payoff to major contributors.” Both Democrats and Republicans, [...], “look upon this unlimited money as a great benefit to themselves.”
Eso, que los Estados Unidos no son una democracia sino una oligarquía en la que la corrupción ha subvertido el sistema político para pagar a los grandes contribuyentes de las campañas tanto de Demócratas como de Republicanos que buscan en este dinero ilimitado un beneficio para ellos mismos. Más o menos.
¿Es un "antiamericano" digno de ser llevado ante una comisión sobre actividades antiamericanas digna del más escrupuloso macartismo? Pues no parece. Se trata de un ex-presidente, Jimmy Carter y lo ha dicho en público
Hablar sobre las perversiones de un sistema político no es necesariamente una actividad contra el país sino a favor del mismo, para el que se desea un sistema político menos oligárquico.
Lo mismo sucede con Israel. Estar contra las actividades de un gobierno (terrorista según algunos) no convierte a quien tal posición exhibe en un "antisemita" (o anti-judío). Hay muchos judíos organizados (aquí una de las organizaciones) que rechazan las políticas de los asentamientos en Cisjordania  o la de la "tierra quemada" para Gaza. Y hay "terroristas judíos" a decir del gobierno tachado de "terrorista"
Los que critican, con razón, el comportamiento anti-democrático de la Unión Europea a propósito del caso extremo de Syriza, ¿son anti-europeos? Son los comportamientos que se apartan del ideal deseable lo que se critica y se critica precisamente porque se apartan del comportamiento democrático deseable que parece desaparecido.
En tiempos de Franco, los antifranquistas eran llamados anti-españoles. Y no, eran contrarios a un régimen incluso tal vez por aquello falangista de "amamos a España porque no nos gusta"... su sistema político de ese momento.
Es la manía de tomar la parte (el sistema político y su funcionamiento observable) por el todo (el país), como lo es también tomar la Unión Europea (la parte) por el todo (Europa, como si Suiza o Noruega no fuesen europeos) o, como en la cita que hago, tomar la parte (Estados Unidos) por el todo (América, como si los bolivianos o los haitianos no fuesen americanos). Sintomáticos ambos errores: el político y el geográfico. Pero muy frecuente a lo que parece.
(Añadido el 13: Hoy se ha sabido que Carter padece cáncer y que ya has metástasis. Tal vez su texto sea un caso de "dixi, et salvavi animam meam")
(Añadido el 21: otro estadounidense que comenta la oligarquía poco democrática de su pais. Cita a Carter, claro)
(Añadido el 1º de octubre: aquí otro artículo, esta vez en castellano, con referencias a las fortunas de los congresistas y su realción con el dinero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario