viernes, 21 de agosto de 2015

Catástrofes clasistas

Diez años después de la catástrofe de Katrina, se describen aquí dos tipos de catástrofes: las naturales y las clasistas.
No es novedad. Hay otros ejemplos muy gráficos. Primero, en el Titanic, el porcentaje de muertes de primera clase fue significativamente menos que el porcentaje de los de tercera clase (y no digamos de la tripulación, los currantes). Hablo de porcentajes, no de cantidades, que ahí la diferencia sería, lógicamente, mucho mayor. Y segundo, Haití, donde la catástrofe se ensañó en los barrios populares y dejó prácticamente intactos a los barrios ricos (que haberlos, haylos).
En el primer caso, son las facilidades de la naviera a favor de los ricos lo que explica la diferencia. En el segundo, es el tipo de construcción y el lugar en que se construye el que explica la diferencia.
En el caso de Katrina, que se comenta en el artículo que cito, fueron las políticas y no-políticas aplicadas por los gobernantes las que explican que los más vulnerables (que ya traían la vulnerabilidad por otros motivos -raza, clase-) fueran menos protegidos, llegando a aquel indecente comentario de la sra. Bush, como Primera Dama,  sobre los que estaban hacinados en instalaciones deportivas: que no se quejaran, que allí estaban mejor de lo que estaban antes del Katrina.
El artículo que cito está lleno de citas a comentarios realmente obscenos sobre lo allí sucedido y sobre lo que golpeó particularmente a los más vulnerables gracias a la ausencia de políticas públicas a favor de ellos en tales circunstancias (fuera de tales circunstancias, no es que dichas políticas fueran particularmente brillantes).
Hay una parte de la pobreza que se deriva del individuo (tienen razón los conservadores), pero también hay una parte que se deriva de la violencia estructural (tienen razón los marxistas, si es que queda alguno, y los alternativos) y también hay una parte que se deriva de las políticas públicas (tienen razón los socialdemócratas). El artículo que cito se centra en este último punto y hace ver cómo las políticas que se alejan de las socialdemócratas (las de los conservadores) tienen que ver con este caso extremo que va más allá de la pobreza y llega a la miseria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario