sábado, 25 de julio de 2015

El capitalismo se acaba

Se ha anunciado repetidas veces (lo de la crisis terminal del capitalismo) y siempre ha habido quien ha puesto peros a partir de aquello de "que viene el lobo". Con frecuencia menciono que, cuando la línea del Partido en la URSS era la susodicha crisis, salió Kondratiev a proponer una teoría alternativa: la de los ciclos que no permitía tomar como terminal lo que era una fase B transitoria. Lo pagó con su vida. En Siberia. Como reza el titular del artículo que cito: los informes sobre la muerte del capitalismo habían sido muy exagerados.
No digo si es buena o mala noticia. Puede que lo que venga detrás sea peor para "los de abajo" ("los de arriba" buscarán cómo adaptarse, como los apparatchiks comunistas que se trasformaron en gestores/propietarios de empresas privatizadas o como nobles del Antiguo Régimen que se trasformaron en terratenientes del negocio export-import). O puede que hayamos llegado al paraíso, cosa que dudo. Vista mi esperanza de vida, me toca asistir al parto, pero no conoceré a la criatura. O, igual, el sistema se lava la cara (o se la ensucia como en las películas de comandos para no ser vistos en la selva) y, en el fondo, sigue tal cual para los que se aprovechan de él y, muerta la socialdemocracia, algo peor para los que pagan el pato.
Efectivamente, más vale un movimiento que mil programas. Pero si el movimiento se queda en lo estético-simbólico de quitar un busto de un salón de plenos o en el puro grito, estamos donde estábamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario