domingo, 21 de junio de 2015

Objeción de conciencia

Es ilegal, pero es legítima. Te castigan por hacerla, pero tu conciencia te absuelve. No me refiero a la alcaldesa de Barcelona que habría dicho estar dispuesta a desobedecer determinadas leyes. Me refiero a la carta que 45 estadounidenses, veteranos de guerra, ha dirigido a lo operadores de "drones" (zánganos) para que hagan tal objeción de conciencia ante operaciones de asesinato "a distancia" y sin juicio previo en una "guerra" no declarada. Es decir, que se nieguen a ser unos asesinos como les mandan sus superiores. No supongo que los firmantes sean "antiamericanos". Sencillamente, se refieren a cosas observables, como las muertes de civiles sea por "daños colaterales" o por "error en la misión". Entiendo a los que llaman "antiamericanos" a los que no aceptan la hegemonía estadounidense ni sus fines ni sus métodos. Pero llamar asesinato al asesinato y declararse en contra de tales actos no me parece que sea "antiamericano", sino propio de estadounidenses que no quieren avergonzarse de lo que su gobierno hace en nombre de "we the people". Pero la política de los gobiernos es la de llamar "anti..." a los que les critican lo evidentemente criticable. Pasa en muchos otros gobiernos centrales o regionales. En España sin ir más lejos. Solo que ahí no hay "drones" que yo sepa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario