viernes, 5 de junio de 2015

India y cambio climático

2.500 muertos atribuibles a esta ola de calor (la cuarta o la quinta más mortal de las que se conocen) no son un detalle a pasar por alto. Aquí se reproducen las opiniones de los que atribuyen esta ola al cambio climático. Una vez más, hay que recordar que un hecho puntual como este, por muy dramático que sea, no prueba la hipótesis del cambio climático. Hace unos años, un invierno particularmente frío en los Estados Unidos fue utilizado por los "negacionistas" como argumento contra la existencia del calentamiento global. Sin embargo...
Sin embargo el artículo que cito da un argumento que me parece más contundente: el Panel Internacional sobre el Cambio Climático había propuesto como una de las pruebas de sus planteamientos la posibilidad de una ola de calor en la India como la que están sufriendo, amén de otras consecuencias que también se están produciendo. Y eso es más serio. 
Claro que seguimos lejos de la certeza absoluta, pero por una razón evidente: no existe para nada dentro de ese mundo. Hablan de probabilidades y, en ese sentido, el que se cumplan determinadas predicciones aumenta la probabilidad. 
Por supuesto que los "negacionistas" se aferrarán a la otra parte de la probabilidad y pueden tener razón. El que estén financiados por empresas cortoplacistas no es un argumento en su contra, como no lo es el que los "afrimacionistas" lo estén por instituciones que miran al largo plazo. El argumento es para los científicos y, desde fuera, podemos evaluar sus metodologías. Y sorprendernos de que haya empresas que piensen que si no puedes vencerlos, mejor únete a ellos.
Sin ser científico, me refugio en el argumento "a pari" de Pascal para la existencia de Dios, solo que al revés: la esperanza matemática para dicho cambio es el resultado de multiplicar la probabilidad de que sea cierto por el nivel de mal que conllevaría. Eso no estaba entre los argumentos de Keynes y sus posibilidades económicas para sus nietos (equivocadas en algunos puntos). Pero sí para los míos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario