viernes, 29 de mayo de 2015

Que viene el lobo

La decadencia de Occidente, el fin del capitalismo o la conclusión de la hegemonía estadounidense recuerdan el cuento del pastorcillo que asustaba a sus conciudadanos gritando en falso "que viene el lobo". Los paisanos se sobresaltaban y salían a defender sus ganados del inevitable ataque de la bestia de presa. Era falso, como digo, y las buenas gentes regresaban a sus casas después del susto pasado... y a esperar un nuevo aviso del avieso pastorcillo. Pero hubo un día en que, hartos de que les tomaran el pelo, decidieron no hacer caso a la alarma que el pastorcillo levantaba. El problema fue que aquella vez era verdad y por más que el hasta entonces mentiroso gritaba lo de "que viene el lobo", nadie le hacía caso. El desastre fue mayúsculo. 
Muchas veces se han anunciado aquellas decadencias, finales y conclusiones y son muchos, varios en mi entorno, que se muestran abiertamente escépticos ante tales anuncios (les sucede lo mismo con el cambio climático y su argumento es el fracaso de "Los límites del crecimiento"). Pero tal vez, para ambos asuntos, esta vez sí sea verdad. Aquí los razonamientos, análisis y datos sobre el posible fin de la hegemonía estadounidense, lejos ya los días en los que "su palabra era la ley" y habiendo, como hay, abundantes ejemplos de desobediencia grave. Tal vez esta vez el lobo sí que viene. Y hasta es posible que ya esté aquí.
¿Pueden aprender algo del best seller de Paul Kennedy sobre la caída de las grandes potencias -empezando por España-? Lo dudo. Hay demasiado dinero en juego como para preocuparse por la realidad. El dinero ya está buscando otros nidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario