sábado, 9 de mayo de 2015

Ignorancia no tan ignorante

El periódico israelí Ha'aretz (La Tierra, en hebreo) se refiere aquí a dos puntos en el discurso que un posible candidato a la presidencia de los Estados Unidos y actual senador (republicano, en el comité de presupuestos) hizo en una reunión del lobby israelí AIPAC recientemente.
El primer punto incluye una frase del susodicho político:
"Everything that starts with 'Al' in the Middle East is bad news"
Es decir, que todo lo que empieza por "Al" en Oriente Medio es mala cosa. Claro, Al-Qaeda y todo eso. El periódico, condescendiente, recuerda que "al", en árabe, es el artículo determinado ("el" en español, "the" en inglés, "ha" en hebrero). Pura ignorancia del senador, no muy ducho en lenguas a lo que parece. 
El segundo punto es menos anecdótico y refleja posiciones compartidas en su país: si el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ningunea a Israel, si no apoya al gobierno de dicho país, él tiene claro que hay que cortar los fondos que los Estados Unidos aportan al funcionamiento de dicha organización internacional. No se extrañe. No sería la primera vez que sucede una cosa parecida: Reagan lo hizo con la UNESCO a propósito de informes como el de MacBride que no gustó al establishment de Washington. Siendo como son uno de los mayores financiadores de dichas organizaciones, practican el conocido "el que paga, manda (y, si no obedece, se deja de pagar)". Además, hablando de Pueblo Elegido (es una copia cuando habland del manifest destiniy y de su excepcionalismo) a Pueblo Elegido (el original, desconfíe de las imitaciones), les cuesta aceptar que entre el Pueblo y Dios haya un intermedio como Naciones Unidas, encima costoso. Se trata de dos tipos particulares de nacionalismo: el bendecido por Dios (bueno también estaba el Gott mit uns alemán y la diosa Amaterasu en el Japón y varios más que se me van ocurriendo y que dejo para otra ocasión).
No son ignorantes. No saber lo del artículo en árabe no es importante. Conocen bien dónde está cada cual. Sí, y el senador sabía a quién estaba hablando que, además, puede (y suele) hacer aportaciones financieras importantes a las costosas campañas electorales estadounidenses. Por supuesto, añadía el posible candidato a las primarias, si la autoridad palestina no se porta bien (con Israel, por supuesto), también se le cortarán las ayudas (ahí no tan grandes, ni las principales). De ignorancia, nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario