domingo, 24 de mayo de 2015

Disputas electorales

Los resultados que se obtengan hoy de las elecciones municipales y algunas autonómicas en España se han presentado, en algunos contextos, como importantísimos, llegando casi a lo apocalíptico. Engañan o se engañan. 
Lo que se discute en mi pueblo tiene que ver con recogida de basuras, arreglo de calles, iluminación de las mismas, impuestos locales y, en general, temas que no tienen nada que ver con la legislación laboral, los tipos de interés, la revaluación del euro, el comercio exterior, los impuestos generales, las políticas más o menos igualitarias y demás políticas que dependen del gobierno central, asunto que no estaba en discusión para nada. 
Pero incluso los resultados que se puedan obtener son muy poco indicativos de lo que puedan ser las elecciones generales de fin de año donde sí se van a discutir otras cuestiones de más calado. Y poco indicativos porque hay mucho tiempo de por medio y, sobre todo, porque la lógica de las elecciones municipales no es la de las generales (somos muchos los que aplicamos una lógica muy diferente en un caso y en otro).
Para más inri, las elecciones autonómicas lo han sido para comunidades que no son Andalucía, Cataluña, País Vasco y Galicia, razón de más para no extrapolar los resultados de las actuales a las futuras, a no ser que se caiga en el feo vicio de las capitales de muchos países en las que se cree que lo que sucede allí es lo único importante y lo único significativo.
Algunas propuestas locales ha habido (conozco las de mi pueblo, y algo menos las de mi comunidad autónoma), pero en las televisiones y las radios ("nacionales" en exceso) hablaban sobre todo de asuntos que no tenían nada que ver con elecciones locales que trataban como si fuesen generales. 
Lo llaman democracia y no lo es. Un electorado sistemáticamente desinformado por partidos que se pretenden democráticos no por ello convierten al sistema en democrático desde el momento en que el dicho electorado está decidiendo, en el mejor de los casos, por motivos que nada o poco tienen que ver con la elección en cuestión. Y eso ha sido válido desde el PP a Podemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario