martes, 5 de mayo de 2015

Desarrollo: algo no cuadra

El Banco Mundial se muestra parcialmente satisfecho por los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) parcialmente, pero realmente a lo que dicen, alcanzados: la reducción de la pobreza y el acceso al agua potable. Vaya por delante que el primero de dichos objetivos estaba planteado de forma harto facilona: se trataba de reducir el porcentaje de pobres, pobreza medida monetariamente mediante los famosos 1,25 dólares por persona y día a paridad de poder adquisitivo. Tal vez si la pobreza se hubiese medido en insatisfacción severa e involuntaria de las necesidades básicas, la cosa habría sido diferente. Pero esa medida no es tan manejable como la del dólar con veinticinco ni tan apropiada como habrían sido dos dólares y no plantearse el porcentaje sino la población afectada. Pero así fue la cosa. 
De todos modos (y de ahí el título que he dado al post) hay algo que no cuadra según sus mismos datos. A ojo de buen cubero, obsérvese en qué objetivos predomina el verde (número de países en los que el objetivo ha sido alcanzado, es decir, los dos objetivos señalados más la educación con paridad de género) y en qué objetivos predomina el rojo (objetivos seriamente no alcanzados). Se trata de la mortalidad materna e infantil y la subnutrición. No puede ser que haya tantos países que han reducido la "pobreza" (ahora sí en comillas) y, al mismo tiempo, haya tantos países que no han reducido dos indicadores evidentes de la misma: la mortalidad infantil y maternal y la subnutrición (obsérvese que, en concreto, el número de países en los que se ha alcanzado el objetivo de la tasa de mortalidad infantil es prácticamente inexistente). 
t1.png
Igual es que ahí sí que el objetivo estaba bien planteado o, sencillamente, que de la "pobreza" es un tanto chapucero (y no se crea que el indicador de la Unión Europea es mucho mejor: es claramente peor). Si, como dicen, la "crisis" ha sido causada y causa  por la desigualdad de rentas y de riqueza que, a su vez, causa la "crisis" (entre otros factores y otros efectos), algo no cuadra en estos datos (aquí un artículo sobre este último asunto referido a América Latina y aquí las críticas de Hernando de Soto al libro de Piketty)

No hay comentarios:

Publicar un comentario