viernes, 1 de mayo de 2015

Datos y prejuicios

He escuchado, recientemente, cosas bastante peregrinas sobre la "amenaza musulmana" a la que ya me he referido en otras ocasiones. Algunos comentarios enfrentando datos a prejuicios, necesitados estos últimos de un mínimo de matización.
1. No son "invasores" sino inmigrantes y refugiados. El problema, entonces, hay que buscarlo no en lo que creen sino en qué condiciones económicas y políticas viven. El factor de expulsión es más importante que el factor de atracción.
2. Tampoco "nos" invaden. El primer país en recibir a estos inmigrantes-refugiados es un país de mayoría musulmana: Turquía. A final de año podrían alcanzar los dos millones y medio, según dicen.
3. Antes de decir que "nos están invadiendo y pueden llegar a mayoría en pocos años", no estará de más ver el porcentaje de religiones en el mundo y en sus distintos países, por ejemplo según el World Factbook que edita la CIA.
4. Hay más cristianos (31 %) que musulmanes (23 %) según datos del PEW Research Center de 2012.
5. Los musulmanes no se están convirtiéndose en mayoritarios. Las proyecciones para 2050 hacen de los musulmanes la religión con mayor tasa de crecimiento, pero no por ello mayoritaria. Cercana, eso sí, a la mayoritaria, que es la cristiana (recuérdese que en el Islam hay variedad como la hay entre los cristianos, que también pelearon entre ellos hace 450 años. No se trata de la misma situación, pero sí pueden entenderse cuestiones contemporáneas viendo qué sucedió en las Guerras de Religión europeas). Estas son las proyecciones
Christian and Muslim Population Projections
6. Los musulmanes no tienen tasas de natalidad superiores a las de los cristianos. La demografía de las diferentes religiones no tendría que confundirse con la demografía de los diferentes países o regiones. Cierto que la tasa de natalidad europea es mucho menor que la norafricana que debe de estar en términos parecidos a los de la India (mayoría hinduísta) o latinoamericana (mayoría cristiana, aunque de diferentes confesiones). Pero es inexacto confundir Europa con cristianismo. Por eso se mantienen las tasas (demográficas) de crecimiento del cristianismo.
7. Dicen que si Argelia no se hubiese independizado de Francia, ahora Notre-Dame sería una mezquita. Problemático. Cuando se comparan países, conviene hacerlo para las mismas fechas. Por ejemplo, no tiene sentido comparar la población de Argelia de ahora (son 37 millones en 2013) con la población de Francia de antes de la independencia (eran 46 millones en 1960). Sí es cierto que en 1960 la población de Argelia (supongo que incluía a los colonos) era un 24 por ciento de la francesa mientras que en 2013 es un 58 por ciento 
8. La religión diferente lleva a tener tasas de natalidad diferentes. No hay tal "determinismo religioso". Así, por ejemplo, la población francesa (cristiana) está disminuyendo y la argelina (musulmana) aumentando. No es la religión sino las condiciones socio-económicas. Los dos países están en puntos diferentes de la llamada "transición demográfica", teoría que atribuye natalidad y mortalidad a diferentes momentos de la industrialización.
Amigo de Platón, pero más amigo de la verdad.
Dixi et salvavi animam meam, por citar a Marx y la última frase de su Crítica el programa de Gotha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario