domingo, 17 de mayo de 2015

Anti-nakba

El pasado día 15 me perdí una comida con un grupillo de viejos amigos y fue por motivos ajenos a mi voluntad, ya que me apetecía mucho estar con ellos y más con los temas que podían salir en la tertulia post-prandium, pero lo que no pue' ser, no pue' ser y, además, es imposible. Menos mal que ellos no se reunían para hablar de la nakba, el aniversario de la catástrofe que se produjo para los palestinos cuando llegaron más y más judíos diciendo que aquella tierra era de ellos y no de sus habitantes palestinos. Y menos mal que la comida era en la Playa de San Juan, Alicante, y no en los territorios más o menos ocupados por los israelíes. Si así hubiese sido, habrían tenido problemas con la policía del Estado de Israel. Por lo visto, conmemorar que a uno le han quitado (y le siguen quitando) su tierra, es delito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario