lunes, 13 de abril de 2015

¿Pueden los Estados Unidos cambiar?

"Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar". No sé si se puede aplicar al "cambio" de los Estados Unidos respecto a América Latina en general y respecto a Cuba y Venezuela en particular. Y, ya puestos, hacia Irán. Aquí hay una interesante reflexión al respecto: una enumeración de los actos de los Estados Unidos hacia esos países, las más de 50 intervenciones directas o encubiertas en América Latina desde 1890 y la sucesión de actos hostiles hacia Irán desde los años 40.
Claro que los Estados Unidos pueden cambiar. De hecho, cambiaron bajo Franklin Delano Roosevelt’s y su “Good Neighbor Policy” durante la Gran Depresión (¿resuena algo?), para volver a las andadas una vez recuperada la velocidad de crucero.
¿Otra vez ahora? Tal vez sea transitorio, aunque a mí no me suena. USA ya no es lo que era y el juego se juega ahora en otras costas y otros continentes. Pueden cambiar, sí. Si es transitorio como antes, eso se verá. Por eso entiendo las reticencias de los mandatarios latinoamericanos. Gato escaldado del agua fría huye.
(Añadido el 14: El Institute of Public Accuracy recuerda aquí los actos terroristas cometidos por los Estados Unidos contra Cuba, razón por la que se pregunta si no tendría Cuba, en este deshielo de las relaciones, que borrar a los Estados Unidos de su lista de países que practican el terrorismo. Quid pro quo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario