martes, 28 de abril de 2015

Katmandú como metáfora

El terremoto del Nepal puede servir como llamada de atención para los panglossianos que creen que "vivimos en el mejor de los mundos posibles".  Se está hablando de 4.000 muertos por ahora (podría haber 10.000, dicen) cuando hace 81 años se hablaba de 8.500. ¿Es eso mejorar? Para responder hay que añadir "en qué".
Pero, de momento, baste recordar que, en el Nepal, como en su día en Haití, el terremoto ha sido particularmente clasista: ha atacado sobre todo a los pobres y sus barriadas. Lo habitual en muchos de estos fenómenos naturales que afectan a los vulnerables del lugar en que se producen. Y los vulnerables no son los ricos que, encima, pueden mangonear las ayudas que vienen del extranjero, como sucedió en algún que otro país latinoamericano (y digo latinoamericano no porque solo se produzca allí: de allí tengo información directa, pero me llegan cosas parecidas de África. La  desigualdad tiene eso).
Y si no se trata de grupos sociales sino de países, un vistazo al Informe Mundial sobre la Felicidad 2015 puede dar alguna idea adicional. Así, a ojo de buen cubero y olvidando todas las dificultades metodológicas que tiene tal medida, este es el mapa de la felicidad en el mundo:

Dice el informe:
Comparando los escalafones del Reporte Mundial de Felicidad 2015 con los del Reporte Mundial de Felicidad 2013, hay una combinación de consistencia y cambio. Nueve de los 10 primeros países en 2015 estuvieron también entre los 10 primeros en 2013. Sin embargo, el escalafón ha cambiado, mostrando a Suiza en la cima, seguida de cerca por Islandia, Dinamarca y Noruega. Todos los cuatro países tienen puntuaciones promedio entre 7.5 y 7.6, y las diferencias entre ellos no son estadísticamente significativas. El resto de los 10 mejores son (en su orden) Canadá, Finlandia, Holanda, Suecia, Nueva Zelandia y Australia, todos con puntajes promedio superiores a 7.28.
Y añade:
 El análisis de los cambios en las evaluaciones de la vida entre 2005-2007 y 2012-2014 muestra grandes diferencias internacionales en la forma en la que la recesión mundial afectó la felicidad nacional. Los tres principales ganadores fueron Nicaragua, Zimbabwe y Ecuador, con aumentos que van desde 0,97 hasta 1,12. La mayor caída en las evaluaciones promedio de la vida media fueron en Grecia, que perdió casi 1,5 puntos, seguido por Egipto con -1.13 e Italia, con -0,76 puntos
Nepal ocupaba el puesto 121 entre los 158 cuantificados.
Otro dato que muestra que "el mundo va bien" es el aumento de la esperanza de vida:

Pero esta visión queda matizada por el mapa

La esperanza de vida en el Nepal era de 68 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario