miércoles, 8 de abril de 2015

Importante o inmediato

Claro que uno no puede estar en todo y que las noticias posibles son infinitas. Entiendo que no a todo el mundo le interesa todo lo sucedido en el mundo. Lo habitual es escoger por su inmediatez (personal, geográfica o temática) las noticias calientes y más si son dramáticas. Pero no es bueno perder de vista las cosas que pueden ser importantes aunque no sean tan inmediatas. Esta es una lista con lo que, de paso, enseñan.
-El asesinato de Nemtsov, líder opositor. En sí no es muy importante. No es el primer líder opositor que muere en Rusia en circunstancias poco claras. Pero este es importante porque muestra la rapidez con que se le echó la culpa a Putin, malo malísimo para "Occidente", es decir, para los Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo, la lista de "sospechosos habituales" era mucho más larga e incluso cuando ya se tuvo a los acusados, aparecieron nuevas hipótesis a finales de marzo. ¿Importante? Pues sí: por lo que significa de manipulación no de la noticia (muerto está) sino de sus circunstancias (asesinos, sicarios, motivaciones, utilización espuria etc.) incluyendo el régimen ruso.
-El accidente de Germanwings tiene un elemento en común con el anterior: la sucesión de hipótesis para explicar el hecho. Muestra hasta qué punto las redes sociales pueden "enloquecer" (incluyendo los tuits catalanófobos) ante cada nueva oleada de hipótesis explicativas del fenómeno innegable... y los intereses, más o menos innobles, que se mueven detrás de cada una de dichas hipótesis y que tienen que ver con seguros, indemnizaciones,denuncias etc. Y la facilidad con que un hecho como ese (como el de Túnez) mueve millones en pasajeros, tour operadores, turismo, cruceros y demás.
-Este es más importante: Grecia. Está publicado el calendario de decisiones, encuentros, conflictos que se podían prever en estos pocos meses. No es un asunto baladí. Nos va en ello su permanencia en el euro y en la Unión (como le iría a Cataluña con el "nuevo" plan soberanista). No hay economista que sea capaz de asegurar con un mínimo de certeza qué puede suceder si Grecia (o Cataluña) se va: a ellos y a los demás. Algo más de claridad al respecto sería deseable. Y una mayor atención a Amanecer Dorado allí y a Pegida en Alemania. Y a la relación con Rusia.
-Tenemos el caso de Yemen, que, en otros tiempos fueron dos (del Norte y del Sur), ahora unificados. Es importante. Ahora digo por qué, no sin antes constatar que, el mismo día, Al Yazira y un periódico madrileño publicaban sendos mapas del país según quién controlase cada parte del territorio. Las coincidencias eran mínimas. Pero lo que sí está claro es que la intervención de Arabia Saudita con la Conferencia del Golfo apoyados por los Estados Unidos, contra los huthíes (supuestamente apoyados por Irán) muestra dos cosas. En primer lugar, que los aliados en el tema A pueden ser los que están enfrentados por el tema B (pienso en la cuestión nuclear iraní). Y, en segundo lugar, que el mapa del mundo está cambiando más incluso de lo que hacían suponer los dos mapas citados.
-Menos dramático es el asunto de las elecciones que se nos vienen encima. No me refiero a las españolas sino a las británicas del 7 de mayo. La pregunta es: ¿se mantiene el Reino Unido unido a la Unión Europea después de dichas elecciones? Igual este asunto es más problemático para el futuro de la Unión que el de Grecia y su juego del gato y el ratón. Aquí el juego es otro: ¿Brexit?
-Ya puestos, en Francia hemos tenido las municipales y departamentales con discreto avance del Front National que habrá que ver cómo lo llevan en las de diciembre y en las posibles de 2016 y las presidenciales de 2017. ¿Será Grexit o Frexit?
-El Banco Asiático de Inversión, al que se ha sumado tardíamente el Reino de España, es un indicador adicional de que el mundo está cambiando ante nosotros aunque sigamos pensando en términos ya obsoletos y no te digo los que todavía piensan que estamos en la vieja Guerra Fría.
-¿Otro crash en 2015? ¿Andorra? Anda ya.
Conclusión: seguimos pensando que España va bien porque el gobierno ha hecho lo que tenía que hacer (es decir, lo que le han dicho que hiciera sin preocuparse mucho de los perdedores en tal caso) y porque la ola ahora va a su favor. Y esa es la conclusión: no hagan olas, porque hay ya suficientes.
(Publicado hoy en el diario Información -Alicante-. Respecto a los acuerdos con Irán sobre la cuestión nuclear y las sanciones, es curioso que el gobierno de Israel es contrario a los mismos -y no excluye una acción militar- mientras que Arabia Saudita es favorable.
Véase también, traducido al castellano, el análisis de Alain Gresh sobre lo que sucede en el Yemen. También él tiene claro que las divisiones religiosas entre suníes y chiítas no son la mejor interpretación de lo que allí sucede
Item más: aquí, también en castellano, sobre las condiciones laborales y demás recortes de gasto por parte de la low cost Germanwings
Que Arabia Saudita e Israel, en el Yemen, apoyen al Estado Islámico y a Al Qaeda contra Irán, apoyados por los Estados Unidos, no deja de ser un rompecabezas
Y que está por ver que la ola vaya "a su favor". Son varias las fuentes y las razones para suponer que el crecimiento mundial va ser "mediocre")

No hay comentarios:

Publicar un comentario