lunes, 6 de abril de 2015

Estado y mercado

El lema, aparentemente, era "menos Estado, más mercado". Así se iban a solucionar todos los problemas. En realidad, lo que se estaba diciendo era "menos democracia, más mercado". Alejando Nadal lo explica aquí. No estoy del todo seguro de que acierte en todos los puntos de su diagnóstico. Lo que me preocupa no es eso. Lo que me preocupa es que no veo salida, ni siquiera con la "re-politizacion" que se está produciendo en muchos países. Cierto que, en la Biblia, David venció a Goliat. Pero una golondrina no hace verano. Lo habitual es lo contrario: Goliat vence si no tiene en frente a otro Goliat y este ni está ni se le espera. Y si los daviditos andan peleados entre sí, divididos y más preocupados por otros davides que por el Goliat, la cosa se pone todavía más oscura. No hay por qué pensar que todos ellos son malvados. Baste suponer que andan metidos en un juego cuyas reglas nadie sabe cómo cambiar de manera eficiente y eficaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario