domingo, 22 de febrero de 2015

Guerra climática

Cerca de mi pueblo, a propósito de unas determinadas plantaciones, existe la leyenda de que en cuanto se da la más mínima probabilidad de lluvia, que sería poco beneficiosa para los cultivos, aparecen unos aviones que, después de dar varias vueltas sobre los campos, aclaran las nubes y la lluvia no se produce. He oído hablar de qué producto exactamente difunden en las atmósfera, pero no lo he retenido. Probablemente porque siempre he pensado que era eso, una leyenda urbana. Rural, en este caso. Y tal vez he estado totalmente equivocado.
He añadido este asunto a la lista de mis posibles equivocaciones al leer este artículo que habla del tiempo que hace que tanto los Estados Unidos como otras potencias están trabajando para controlar el clima. Casi en términos de lo que dicen algunos habitantes de mi vecino pueblo, en el artículo se habla del uso que hicieron los Estados Unidos de materiales para cambiar los esquemas del monzón, cuando intentaban ganar la guerra del Vietnam (que, después, perdieron, dicho sea de paso). Hay algunos enlaces curiosos junto a las típicas anécdotas del periodismo estadounidense que muestran los pasos que se han dado en tal propósito. El problema, como indico con el título de este post, es el paso de "control del clima" o "geo-ingeniería" a guerra climática cosa que se puede más que sospechar viendo quiénes financian algunas de las investigaciones sobre el tema.
El problema es que el clima, como saben bien los que hacen predicciones del tiempo, es el resultado de demasiadas variables como para que se puedan controlar los efectos de la modificación de alguno de sus elementos. Un sistema tan alejado del equilibrio, como probablemente esté el sistema climático planetario, puede sufrir cambios catastróficos precisamente por la introducción de ese pequeño elemento.
El panorama semi-desértico del micro-clima de las plantaciones de mi pueblo vecino tal vez no tenga mayores consecuencias (aunque habría que ver qué sucede con otras cuestiones como enfermedades o efectos a medio plazo de los productos así cultivados). La guerra climática sí que podría tenerlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario