jueves, 15 de enero de 2015

Hipócritas

Así llama Juan Cole a los "líderes mundiales" que asistieron a la manifestación parisina con objetivos poco claros. Si era por "libertad de expresión", algunos de ellos habrían llevado a la cárcel a los dibujantes de Charlie Hebdo de haber publicado  en su país sus caricaturas (de gusto discutible, todo sea dicho -véanse los ejemplos que adjunta Cole sobre Netanyahu, Le Pen o incluso Depardieu-). Si era por "tolerancia" volteriana (y más en la Rue Voltaire), lo mismo. Si era por los "valores occidentales", seguro que no saben cuáles son ni a qué etapa de su respectiva historia se refieren. En el caso español, habría que elegir entre la conquista árabe, la Escuela de Traductores de Toledo, la reconquista, las Cortes de Cádiz, el motín de Esquilache, Fernando VII, las repúblicas, las guerras civiles -incluyendo a las carlistas-, la dictadura franquista, la "Transición" (sobre la que no hay acuerdo ya que unos la deifican y otros la llenan de denuestos) o el futuro esplendoroso bajo el cambio climático y la contaminación mediambiental.
Muchos de ellos aprovecharán los asesinatos para arrimar el ascua a su sardina, sea electoral, represiva o de simples relaciones públicas (del tipo "en esos actos es que hay que estar"). Ahí sí que hay diferencias, pero no tantas.
Mientras, las motivaciones y objetivos de los asesinos siguen estando poco claras y, sobre todo, no está claro quién estuvo detrás de la acción de los tres atacantes. Ya no solo dentro del Islam, pero es que entre las organizaciones yijadistas hay notables diferencias que dificultan saber quién estuvo detrás de tales acciones, todo ello al margen de "teorías de la conspiración" a las que ya me he referido en otros posts.
De momento, vaya este artículo con el siguiente titular y entradilla:
Days After Free Speech Rally, France Arrests 54 People for Offensive Speech
Observers warn that government reaction in wake of Charlie Hebdo killings reminiscent of post-9/11 fear campaign
No es el único que se asombra de esta versión tan peculiar de la "libertad de expresión". Y no se diga nada de Arabia Saudita. Eso queda para otros (los calificativos escuchados esta mañana en las radios españolas para los que sí pueden saltarse la libertad de expresión y que lo hacen bien si son de los "nuestros" y los calificativos para los que lo critican, son de antología).
Y, a todo esto, para luchar contra el Estado Islámico, Francia enviará más tropas y al Charles de Gaulle (todo un símbolo). Bombardear a los yihadistas del EI es venganza como la supuesta venganza de Bush II después del 11-S: bombardear Afganistán y, ya puestos, invadir Irak para acabar con el que quiso "matar a papito" (daddy), un tal Sadam Husein que, encima, era lo más alejado no solo al yijadismo sino también al islamismo que se puede encontrar en la zona.
Nihil novi sub sole
(Añadido el 20: Chomsky incide aquí en la hipocresía de los que condenan por un lado y practican el terrorismo por otro. Incluye al gobierno de Obama)

No hay comentarios:

Publicar un comentario