miércoles, 21 de enero de 2015

Falsas pruebas policiales

Quis custodiet ipsos custodes. No es novela. Es crónica.
Hace años, regresando en coche a Toluca, México, con un par de amigos, la policía nos detuvo y pidió que se abriese el capó del vehículo. Bajaron mis dos amigos para efectuar lo ordenado, se abrió, lo vieron, se bajó y nos marchamos. Pregunté por qué habían bajado los dos cuando con uno bastaba. Me contestaron que era para tener DOS testigos de lo sucedido ya que no era impensable que la policía depositase en el motor del coche, en el momento de su apertura, droga con la que incriminar al conductor por tráfico de estupefacientes, denuncia que se podría levantar mediante la igualmente poco impensable "mordida". 
Esas cosas pasan en las mejores familias. Aquí está el caso estadounidense, según cuenta el New York Times. No es impensable, sino constatable, el uso de falsas pruebas por parte de la policía para incriminar a sujetos, por ejemplo como portadores de armas ilegales o portadores ilegales de armas (la Constitución estadounidense y la National Rifle Association defienden el derecho a llevar armas para la autodefensa).
Sobre el derecho a llevar armas y según Newsweek, un importante rabino europeo ha solicitado, después de lo sucedido el 7 de enero en un supermercado kosher, el cambio de legislación en la Unión de modo que algunos judíos puedan llevar armas para su defensa. Dice así:
In a letter sent to interior ministries around Europe and obtained by Newsweek, Rabbi Menachem Margolin, director general of the Rabbinical Centre of Europe (RCE) and the European Jewish Association (EJA) - the largest federation of Jewish organizations and communities in Europe - writes: “We hereby ask that gun licensing laws are reviewed with immediate effect to allow designated people in the Jewish communities and institutions to own weapons for the essential protection of their communities, as well as receiving the necessary training to protect their members from potential terror attacks.”
No tiene nada que ver con falsas pruebas policiales, pero sí con el uso de hechos como los citados (Charlie Hebdo incluido, claro), para llevar adelante determinadas políticas. Netanyahu habría invitado a los judíos  (y no por primera vez) que se sintiesen amenazados en Francia a emigrar a Israel.
(Añadido el 24: debe de ser epidemia lo de denunciar las falsas pruebas policiales. Aquí las de Madrid. Como se ve, las motivaciones cambian, pero el hecho es el mismo)
(Añadido el 29: En los Estados Unidos, 2014 fue el año con más errores policiales en mucho tiempo. Se trata del aumento de encarcelados que fueron liberados al descubrirse que eran inocentes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario