martes, 27 de enero de 2015

Descomposiciones sincronizadas

Oriente Medio fue una construcción "occidental", europea básicamente, con los acuerdos Sykes-Picot planeando por encima de aquel Big Game para repartirse sus despojos. Ahora, la descomposición de aquella construcción se vuelve contra Europa, sus creadores. Aquí se recuerda cómo se ve tanto por la violencia que se vuelve contra Europa como por la descomposición de ese proyecto europeo que podía haber significado "el fin de la Historia", dado el triunfo del Estado liberal, o el TINA (No Hay Alternativas, que predicaba Lady Thatcher). Fracaso de un proyecto no causado por el triunfo de Syriza en Grecia y sobre el que hay un sospechoso silencio. Casi como si fuera un tabú hablar de los últimos años en los que el "federalismo" se vino abajo y se vieron las lacras que producía el "neoliberalismo". Que se lo digan a los jóvenes griegos o españoles, no a sus Bancos en cuyo auxilio ha corrido, coherentemente, el Banco Central Europeo.
Una descomposición ha llevado a la otra y viceversa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario