sábado, 6 de diciembre de 2014

Otra incógnita petrolera

 Previsiones de la Agencia Internacional de la Energía de hace algunos años fueron superadas por ellos mismos ante la irrupción del "fracking" en los Estados Unidos y la posibilidad de que, gracias a tal técnica, dicho país sustituyese a Arabia Saudita como primer exportador. De hecho, USA ya produce más combustibles (en ascenso) que los que importa (en retroceso).
Ya he comentado en otras ocasiones los textos de los que ven complicados manejos geopoliticos (no solo económicos) en la actual (y transitoria) caída del precio del barril de Brent. De momento, suponía que el margen de beneficio de aquella técnica comenzaba a reducirse hasta el punto de que lsu producción dejaba de ser rentable (nota para las zonas españolas en las que se plantea en tales términos, no para las que pretenden explotar el combustible con las perforaciones convencionales).
Y ahora viene mi sorpresa: Se analiza en Nature la posibilidad de que tal auge de los Estados Unidos no sea más que un bluf.
Un amigo, ex-ministro de Energía en su país, comentaba en una de sus publicaciones el carácter mendaz que tiene el sector. Se miente sobre producción, reservas, recursos, técnicas, consumo y precios (añado). Lo de Nature lo confirma. Tal vez alguien (o "alguienes") tenga información completa sobre oferta y demanda y sus posibilidades (geopolíticas) futuras. Yo no. Obvio. Pero, por lo menos, quedo abierto a ulteriores modificaciones de lo que ahora leo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario