miércoles, 10 de diciembre de 2014

Omnipresentes

Encuentro a Lazard, la empresa financiera francoestadounidense, en dos contextos diferentes.
Por un lado, por el rechazo de una senadora estadounidense a apoyar el nombramiento de un nuevo subsecretario en el departamento del Tesoro porque el nominado habría estado vinculado a tal empresa, "an asset management company that has taken the lead in structuring corporate inversions, the practice of relocating a corporation’s headquarters abroad to escape U.S. taxes", experta en ayudar a evadir impuestos en USA.
Por otro, complejas relaciones entre Rodrigo Rato que, al dejar el FMI, pasó a trabajar para Lazard y, ya desde la Caja que llegó a dirigir en España, entró en nuevas relaciones. "El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha solicitado a la banca Lazard, para la que trabajó Rodrigo Rato como asesor tras abandonar la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI), todos los detalles sobre el supuesto pago de 6,2 millones de euros a Rato en 2011". Se había dicho: "Se trata de los seis millones de euros que Rato percibió en 2011 del banco de inversión francoestadounidense en un momento en que Bankia -y antes Caja Madrid- estaba adjudicando contratos precisamente a esta entidad. Rato fue director gerente de inversiones en Lazard durante los años 2008 y 2009. En enero de 2010 dejó el grupo para ser nombrado presidente de Caja Madrid y, un año después, de Bankia".
Las antiguas "cajas de ahorros" siguen dando sorpresas sobre falsificaciones documentales por parte de sus ex-directivos. Las cuentas de Bankia también podrían haber sido falseadas, sin que el auditor privado lo detectase. Me pregunto si los grandes bancos no habrán hecho lo mismo en las Españas, solo que son suficientemente fuertes para no dejarlo ver y los políticos españoles alejados de una reacción como la de la senadora estadounidense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario