miércoles, 5 de noviembre de 2014

Pensamiento positivo

Un entretenido texto sobre lo absurdo que puede llegar a ser el "pensamiento positivo" aplicado a un país, en este caso los Estados Unidos, por parte de políticos y activistas que solo aceptan las versiones positivas de la propia historia y, en consecuencia, rechazan cualquier crítica que se le pueda hacer. Puedo imaginar lo que piensan sobre el estadounidense que dice que su país es y ha sido un país terrorista, el mayor, según dice. 
El primer texto que cito se refiere, sobre todo, a las discusiones sobre qué historia enseñar en los centros educativos, con algunas anécdotas que, si no fuesen tan absurdas, serían dignas de regocijo.
Una vez más, no son tan originales. Sucede en las mejores familias y, por ejemplo, se ha dado en las Españas ("antigua área de la peseta") cuando el gobierno central ha discutido con gobiernos autonómicos sobre los libros de texto y la historia que transmitían. La historia que se enseña es muy sufrida y puede mostrar a España como "unidad de destino en lo universal" o como "España nos roba, por lo menos desde 1714".
El adoctrinamiento a través de la educación formal ha sido y es frecuente. De hecho, los nacionalismos (estatales -Estado a la búsqueda de su nación perdida- o subestatales -naciones a la búsqueda de su Estado  perdido-) tienen ahí uno de sus instrumentos más asequibles. 
Pero no es infalible. Educados en la "formación del espíritu nacional" de los primeros años del franquismo son ahora españolistas, catalanistas, aberzaleak, anarquistas, internacionalistas y alguna de sus posibles  combinaciones (no todos se excluyen). Quiere decir que hay otras fuentes de adoctrinamiento o de liberación de las manipulaciones recibidas en el sistema educativo.
Del primer texto, en todo caso, lo que me ha hecho pensar es que identifique ese "pensamiento positivo" sobre el país con las derechas del mismo. No tengo tan claro que ese optimismo sea necesariamente de derechas. Creo que hay casos nada despreciables de optimismo (o pensamiento positivo) de izquierdas. Por lo menos en las Españas hay "pensamiento positivo" por parte de ambas tendencias. Pensamiento positivo respecto al futuro, claro. Eso sí: et in Arcadia ego.
(Añadido el 7: Joan Pedro me hace llegar este pertinente artículo de la Revista Española de Investigaciones Sociologicas, que agradezco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario