lunes, 10 de noviembre de 2014

Irak: secuencias

Una cosa son los accidentes históricos de los que hablaba ayer y otra las secuencias que se pueden establecer (antecedentes y consecuentes) sin por ello incurrir en nexos causales. Este es un buen ejemplo que termina abriéndose la posibilidad de nuevos accidentes históricos.
La secuencia se inicia con la decisión de Bush II de invadir Irak por un cúmulo de razones y una legitimación aparente, la de acabar con un régimen que apoyada a Al Qaeda y que tenía armas de destrucción masiva con las que amenazaba a "Occidente! (no a Irán, que esa era otra historia). La legitimación era una sarta de mentiras que los de las Azores (Blair, Aznar y Barroso) repitieron como papagayos.
El paso siguiente consiste en el desmantelamiento del ejército iraquí: 400.000 soldados bien entrenados, que habían combatido contra Irán siguiendo la línea política de "Occidente", son enviados a la calle. Genial este Bremer. 
Algo tenían que hacer estos ex-soldados. El Al Qaeda que no existía antes de la invasión que, como digo, era falso o era mentira -táchese lo que no proceda- que Al Qaeda actuaba en Irak, comienza a organizarse. Ese fue uno de los efectos de la invasión: que Al Qaeda sí que empezase a existir en Irak. A lo que parece, una parte de los soldados y oficiales que han sido arrojados a la calle, encuentran en Al Qaeda una buena forma de protestar contra el invasor que les ha dejado sin trabajo oficial.
Los Estados Unidos se gasta una millonada (varias mil-millonadas, por decirlo todo) en organizar un nuevo ejército que, de momento, no es muy útil para luchar contra Al Qaeda.
Encima, Al Qaeda muta y se convierte en el Estado Islámico de Irak y Siria (o Levante), después abreviado en Estado Islámico (EI, o IS en inglés, como si el inglés fuese la lengua oficial de los yihadistas -el castellano cierto que no lo es-). 
Mientras tanto, Al Qaeda muestra su lado más benévolo luchando contra Bashar al-Asad, es decir, luchando junto a "Occicente" contra el enemigo común, el régimen sirio.
En EI se encuentran antiguos oficiales y soldados del ejército iraquí desmantelado. 
Así que habrá que volver a enviar soldados y dinero "occidental" (Estados Unidos y alguno más) para organizar mejor y, eventualmente, apoyar a un ejército iraquí que se enfrente a los nuevos enemigos antiguos o lo que sea.
¿A qué puede conducir esta nueva escalada "occidental"? Pues habrá que ver cómo se mezclan factores muy heterogéneos que van desde la negociación nuclear con Irán, los resultados de las elecciones estadounidenses de "mid-term", las problemáticas relaciones "occidentales" con Israel, el juego geoeconómico de Arabia Saudí con el petróleo, la profundización de relaciones "fraternales" entre los gobiernos ruso y chino (¿recuerdan cuando, ambos comunistas, era enemigos, tenía conflictos fronterizos y Kissinger ayudaba a los comunistas chinos contra los comunistas rusos?) y las actividades militares en la zona (incluyendo la de kurdos y el EI con Turquía). Todo ello sin contar eventos inesperados más o menos relacionados con el clima o los avisos (me temo que intoxicadores) sobre una nueva "guerra fría", en el aniversario de la caída del Muro.
Queda mucho por ver. De momento, mejor relativizar pequeños cambios en el rincón irrelevante del Planeta, en el que vivo. Importantes para la vida cotidiana inmediata, pero poco más. Pero hay cambios de fuera que pueden influir enormemente en esa vida cotidiana. Por ejemplo, una confrontación nuclear (estoy buscando la cita de Chomsky, pero no la encuentro. Pero eso es lo que afirma)

No hay comentarios:

Publicar un comentario