domingo, 2 de noviembre de 2014

Guerras keynesianas

Pero no en el sentido que le daba Keynes  sino en el sentido de un papel keynesiano (invertido y pervertido) jugado por un gobierno para hacer crecer su PIB. Algo hay de eso y algo de "contabilidad creativa" en el papel que las nuevas guerras y los consiguientes gastos del Departamento de Defensa han tenido en el "crecimiento" del PIB estadounidense. Se pueden ver algunos datos en este texto del Wall Street Jounal, aunque el tal diario no va a usar el nombre de Keynes en vano. Tampoco cuando constata el notable incremento del presupuesto de espionaje de 2014 respecto a 2013 (y los anteriores).
Montar guerras para tener mayor presupuesto militar y, mediante sus compras, aumentar las cuentas de resultados de las empresas de armas (dinero público comprando productos privados y, hasta hace poco, creado de la nada por un "quantitative esasing" -traduciendo: "darle a la maquinita de imprimir dinero"-) es una buena forma de actuar keynesianamente. De paso, permite conocer el significado que puede tener el "crecimiento" del PIB, fin de la actividad de todo gobierno que se precie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario