lunes, 24 de noviembre de 2014

Desaparecidos

Se calcula que llega a un millón al año y que se produce, con particular virulencia, en contextos bélicos como Ucrania o Sudán. Se trata de gente que, así, sencillamente, desaparece. En mi contexto inmediato casi ni se produce tal tragedia, pero, como digo y trae el Newsweek, las cifras mundiales son preocupantes.
De todos modos, estos desaparecidos incluyen categorías muy diversas. Están, como recuerda la revista, los "desaparecidos" del tipo producido bajo la hiper-represión de Pinochet, cuando a los adversarios políticos (o sospechosos de serlo) se les subía a un avión y se les dejaba caer en medio del mar. Supongo que algo parecido puede estar sucediendo en Corea del Norte y sus campos de concentración.
Después se cuentan los desaparecidos en movimientos de tropas enfrentadas que han podido sencillamente matarlos y enterrarlos o que también han podido reclutarlos de manera forzada (hay tanto reclutamiento forzado...).
Los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Iguala forman una tercera categoría a pesar de sus semejanzas con la primera. Sin embargo, se trata de una cultura política diferente, como indicaba Jorge Durand en La Jornada. No es cuestión, en efecto, de pinochets y kims, en evidente dictadura, sino de una situación en la que la impunidad policial y parapolicial les hace capaces de cualquier "desaparición" (¿20.000 tal vez? Eso dicen). No es un caso único ni, me temo, va a ser el primero ni se va a quedar en Ayotzinapa. ni solo en México. De ahí a llamar a México un "estado fallido" (y a los otros no), hay un gran trecho.
Y, claro, están los desaparecidos por secuestro para el comercio de personas sea para el trabajo en general o para la prostitución en particular.
Obsérvese la frecuencia de terrorismo de Estado en muchos de estos fenómenos y, en otros, la trasformación de las personas en puras cosas, mercancías, "subhumanos", como los nazis llamaban a los judíos y algunos judíos están llamando a los palestinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario