miércoles, 8 de octubre de 2014

No es islamofobia

Pero el caso es que el gobierno de los Estados Unidos, desde 1980, ha intervenido en 14 países de mayoría musulmana, matando y muriendo. Irán (1980, 1987-1988), Libia (1981, 1986, 1989, 2011), Líbano (1983), Kuwait (1991), Irak (1991-2011, 2014-), Somalia (1992-1993, 2007-), Bosnia (1995), Arabia Saudita (1991, 1996), Afganistán (1998, 2001-), Sudán (1998), Kosovo (1999), Yemen (2000, 2002-), Pakistán (2004-) y ahora Siria, según la lista que encuentro aquí, en el Washington Post. No hace falta remontarse a la Sykes-Picot o a la causa perdida de Palestina. Basta con estos datos para plantearse algunas preguntas sobre qué pasa por la mente de algunos musulmanes. Otros, por decirlo todo, se dedican a las guerras de religión que los europeos conocen bien: guerras dentro de la misma religión, pero por motivos poco religiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario